Mientras la vida soñaba

Buenos días y feliz miércoles:
Ya tengo en mis manos el libro de mi querida María G. Vicent
Siento una gran emoción ya no solo por el gran cariño que le tengo sino también por el que ella siente por mí. Me ha hecho una dedicatoria preciosa y tan llena de cariño, que no he podido evitar echar unas lagrimillas
Gracias infinitas María, tu libro de poemas es precioso tan lleno de sensibilidad y de amor que estremece.
Me voy a permitir poner un poema, aquí en mi humilde blog y la verdad todos me gustan los que he leído, pero como mujer mediterránea que soy y enamorada del mar como tú, me he decidido por este, (Deja que el mar), pues nada, comparto esta maravilla con todos los compañeros y los animo a que consigan este hermoso, pequeño gran libro.

Querida te deseo todo lo mejor mucho éxito y todo lo bueno que mereces que es mucho. Carmen o Carmeta como tú cariñosa mente siempre me has llamado. Te dejo un haiku con mucho cariño.

Haiku

María se llama

nombre tan trasparente,

como ella es.

 

DEJA QUE EL MAR

Deja que el te acaricie,

que el agua bese tu tu piel,

que la sal traiga suspiros,

que las olas, tu placer.

Deja que el mar te acompañe,

que tus sueños viajen con él,

que la luna lo refleje

en tus alas de papel.

Deja que el mar te seduzca,

que sea tu amigo fiel,

que las olas de marzo

alejen tu padecer.

Deja que el mar y su calma,

en un nuevo atardecer,

paso a paso y susurrando,

nos reúnan junto a él.

(María G. Vicent)

Carmiña